Sin categorizar

Por fin llegaba el esperado finde  en el que Chus Castellanos visitaba nuestro pequeño paraíso ciclista para deleitarnos con sus clases magistrales de técnica encima de la bici.

Nos esperaban dos días intensos de aprendizaje, convivencia, risas y un gran ambiente en el Primer Curso de Técnica celebrado en CicloLodge de la mano de un grande de las dos ruedas, Chus!

El sábado con las patas frescas Chus nos ponía en nuestro sitio, y no solo en la bici jeje, si no en nuestra mente también. Desde el minuto 0 nos hacía ver y entender el porqué de las cosas encima de una MTB. La mañana se nos pasaba volando y nosotros no dejábamos de aprender nuevos conceptos, tod@s emocionados intentábamos poner en práctica las interesantes lecciones del maestro. La hora de comer se acercaba y en el restaurante de CicloLodge nos tenían preparado uno de los platos favoritos de cualquier ciclista…bocadillo de tortilla…exquisito. Después de reponer fuerzas, aprovechábamos los últimos rayos de sol y mostrábamos nuestras destrezas (o no…jeje) en el trazado de curvas y escalones. El temario se ponía interesante, nuestra sonrisa lo decía todo.

 

 

La noche se nos echaba encima, pero el aprendizaje seguía en el Lobby de CicloLodge. Después de una ducha y una relajante sesión de spa, Chus nos mostraba el feedback del día con los videos que nos había grabado. La cena ya estaba lista y el grupo entre risas y anécdotas terminaba una gran jornada.

La mañana del domingo se presentaba más fresca, pero las ganas por poner en práctica lo aprendido el día anterior hacían que los bikers salieran con sus MTBs a disfrutar de una gran mañana de técnica. El curso iba llegando a su fin, pero aún teníamos fuerzas para dar una vuelta alrededor del pantano, disfrutar de los colores que nos brinda el otoño y del increíble ambiente vivido durante los dos días.

Como siempre la comida sana y nutritiva que nos habían preparado en el restaurante de CicloLodge hacía que siguiéramos disfrutando, esta vez con el paladar,  de las últimas horas del curso.

Entre risas y vivencias nos despedíamos con ganas de repetir otro fin de semana divertido y  lúdico. Las jornadas finalizaban con un obsequio de Chus a tod@s los participantes, y es que, ¿qué más podíamos pedir? Solazo, risas, diversión, pedales y ruedas, grupeta de lujo y profe de 20!

Gracias a tod@s l@s asistentes y al profe…esperamos repetir en breve!