Sin categorizar

A las 9 de la mañana 9 intrépidxs salíamos con muchas ganas de dar pedales. La primera subida del día, ni más ni menos, que el puerto de Navafría, la llevábamos a cabo por el camino de la butierra hasta coger la impresionante horizontal para coronar en poco más de una hora este bonito puerto.

La mañana era fresca, lo que hizo que la bajada por los impresionantes pinares de Segovia se hiciera muy rápido y con alguna capa extra. Una vez bajado el puerto solo quedaba afrontar la segunda y última subida del día, Navafría de nuevo, pero por el lado segoviano.

El mirador de la Cebadilla nos esperaba con un agradable solete que invitaba a hacer mil fotos. Parada para reponer fuerzas y a continuar con la subida hasta las pistas de esquí de fondo de Navafría.

Ya estábamos arriba de nuevo y lo que nos esperaba en la bajada era para disfrutar sin freno! Una senda de infarto que ponía a prueba todas nuestras habilidades encima de la bici. Raíces, piedras, flow y muchas risas ponían la guinda al pastel en este espectacular día.

Y para finalizar, foto todxs juntxs en el photocall del paraíso ciclista, CicloLodge. Ahora tocaba contar las batallas a la grupeta…por supuesto, con una buena cerveza artesana de la Sierra de Guadarrama y esa comida tan rica y saludable que nos preparan en su restaurante!